El consumo de agua: la dimensión no sustentable de la energía renovable

El consumo intenso del agua por parte de las energías renovables obliga a que la planeación de la diversificación de las fuentes energéticas en el país se acompañe de análisis cuidadosos sobre la disponibilidad hidráulica.

En México, la diversificación de la matriz energética hacia fuentes de energías más limpias responde a la necesidad de reducir emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), los cuales son arrojados a la atmósfera durante la generación de energía mediante la combustión de fuentes fósiles ─hidrocarburos y carbón─. Según el inventario de emisiones de emisiones de CO2 2000-2010, el sector energético aporta más de la mitad del total de emisiones en México (66% del total),[1] razón por la que es estratégico mejorar el desempeño ambiental asociado a generar energía y aprovechar otras oportunidades disponibles para disminuir la  dependencia de las reservas extensas, pero finitas, de energéticos fósiles.

No obstante, fomentar la explotación de fuentes renovables de energía tiene efectos ambientales más allá de la disminución de emisiones GEI, específicamente en relación al consumo de agua. Mientas la energía hidroeléctrica, geotérmica y los biocombustibles tienden hacia un desempeño ambiental más limpio en comparación con los hidrocarburos y carbón, demandan importantes volúmenes del recurso hídrico para operar. Ya sea como insumo central para generar energía ─en el caso de centrales hidroeléctricas y en la cosecha de combustibles orgánicos─ o como recurso complementario en el proceso orientado a generar energía ─enfriamiento de maquinaria en las plantas geotérmicas─, las energías renovables son intensivas en uso de agua. El aumento en la demanda de agua en el sector hídrico vía el fomento de energía renovable se enmarcaría en un contexto de escasez de agua, donde 104 de 731 cuencas hidrológicas en territorio nacional presentan problemas de disponibilidad de agua y el número de acuíferos subterráneos bajo estrés hídrico incrementó en más de 300% en tan sólo 40 años ─pasando de 32 en 1970 a 106 en 2013─.[2]

En el México actual, donde la participación de las energías renovables en la matriz energética del país es moderada, la competencia por el recurso hídrico disponible para diferentes usos es intensa, y los conflictos entre usuarios por acceder al recurso constituyen amenazas serias al desarrollo armónico del país. En consecuencia, el consumo intenso del recurso hídrico por parte de las energías renovables obliga a que la planeación de la diversificación de las fuentes energéticas en el país se acompañe de análisis cuidadosos sobre la disponibilidad de agua, de manera que el fortalecimiento del sector energético no merme otros sectores y usos, como la producción agropecuaria o la satisfacción de necesidades sociales. Hasta el momento, poco se ha dicho sobre el papel del agua en la promoción de las fuentes renovables, y aunque es cierto que su participación en la generación de energía es limitada, especialmente frente a la gran disponibilidad de fuentes fósiles en el país, es necesario que las decisiones estratégicas en materia de energía trasciendan la disminución de emisiones GEI e incluyan el consumo de agua.

Y usted, estimado lector, ¿había considerado el vinculo entre agua y energía?, ¿había escuchado este matiz en la discusión en las energías renovables?, ¿considera que el papel del recurso hídrico tiene suficiente exposición en los medios de comunicación y en la discusión pública?, ¿conoce algún conflicto por agua en su comunidad? Esta columna discutirá las decisiones públicas y la política asociada a la energía, cambio climático y medio ambiente en sus diferentes entregas. Por favor, si discrepa o está de acuerdo, abone a la discusión dejando un comentario. De los monólogos pocas personas se benefician.

Conoce más de Grid Político

 


 

[1] Inventario Nacional de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero 1990-2010 (México: Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, 2013), p. XVIII.

[2] Plan Nacional Hídrico 2014-2018 (México: Comisión Nacional de Agua en DOF, 2014).

Anuncios

Populares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: