El descubrimiento de América y su vigencia en la sociedad mexicana

En este escrito se trata de explicar la manera en que el llamado “Descubrimiento de América” ha afectado y aún afecta, en cierta medida, a la población mexicana. De igual manera, se explican, a grandes rasgos, algunas posturas sobre la definición correcta de este hecho y algunas consideraciones sobre el mestizaje.

Por Omar Flores De Lucio[1]

El “Descubrimiento” de América es un suceso que marcó una ruptura en la visión del mundo al oponerse a la concepción tripartita que se tenía –es decir, la idea de  los  tres hijos de Noé que poblaron, respectivamente,  ciertos continentes (Europa, África y Asia)– y es, para muchos autores, el paso a la época de la modernidad. En el contexto del 522 aniversario de este suceso cabe preguntarse lo siguiente: ¿Qué tan vigente sigue este hecho en la mentalidad mexicana? ¿Aún influye en la visión que la misma sociedad tiene de sí misma? Antes de darles respuesta se hará, a continuación, una breve recapitulación de lo acontecido hace más de cinco siglos.

Durante el siglo XV se dieron diversas exploraciones marítimas en busca de una ruta que permitiera llegar a las costas asiáticas; los primeros en conseguirlo, bordeando el continente africano, fueron los portugueses, lo que significó un reto para otras monarquías al tener que encontrar un nuevo camino por el cual poder comerciar con las culturas de oriente.

En esta época, comenzó a generarse la idea de que con un viaje hacia el oeste podría llegarse al continente asiático, en pocas palabras, darle la vuelta al mundo. Cristóbal Colón, un marino genovés que estaba muy impregnado de estas creencias, propuso a la monarquía hispánica realizar la travesía cruzando el océano Atlántico con el fin de confirmar la teoría.

Los reyes católicos, en especial Isabel I, dieron su apoyo al proyecto, firmando el 17 de abril de 1492 las Capitulaciones de Santa Fe en las que se le otorgaron diferentes títulos al marino como Almirante y gobernante; asimismo, se le prometió el 10% de las riquezas que se obtuvieran. El 3 de agosto del mismo año zarpó la expedición de Cristóbal Colón, arribando a las costas de una pequeña isla perteneciente a lo que sería llamado América el 12 de octubre de 1492. A este viaje lo sucedieron tres más, sin embargo, el capitán de las embarcaciones murió con la creencia de haber tocado tierras asiáticas, razón por la que puede surgir la siguiente pregunta: ¿Colón es, en realidad, el responsable del llamado “Descubrimiento” de América si es que éste sucedió como tal?

Existen diferentes discusiones sobre el empleo del concepto “Descubrimiento” para referirse a este suceso, entre ellas la del autor mexicano Edmundo O´Gorman que plantea, a mediados del siglo XX, que el utilizar este término es hacer referencia a una visión completamente eurocentrista, porque, de ser así, América existió hasta el momento en que individuos del continente Europeo llegaron a estas tierras. Por esto, el autor explica que el espacio geográfico, como ente, ya existía antes del arribo de los exploradores y que, por el contrario, el ser de América, como América, fue representado y entendido así con el paso del tiempo, lo cual se observa en las concepciones a las que llegaron diversos viajeros y pensadores, entre las que se encuentran los relatos del mismo Colón, Gonzalo Fernández de Oviedo, Francisco López de Gómara, Bartolomé de las casas, entre otros. Con esto, O´Gorman explica que fue una creación a través de las ideas, una “invención”, y que el continente no fue “descubierto” en el momento en que el Almirante tocó las tierras del “nuevo mundo”.

Otros autores, igualmente de nacionalidad mexicana, como Miguel León Portilla, José María Muriá y Alberto Lozoya propusieron utilizar el concepto de “Encuentro de dos mundos” para referirse al mismo hecho, lo que nos demuestra un cambio en la perspectiva sobre el mismo: ya no es la “invención” o creación de algunos hombres a partir de sus ideas sobre el ser de América, ni mucho menos el “descubrimiento” de un grupo de personas dirigidas por un capitán en el momento en el que tocan tierras desconocidas. ¿Qué nos dice este término? Las grandes implicaciones que tuvo el hecho que cambió la percepción del mundo no estuvieron relacionadas únicamente con algunos personajes, sino a dos mundos en los que se encontraban culturas completamente distintas. Esto nos habla de un intercambio cultural muy grande en el que no sólo hubo un conocimiento de productos completamente desconocidos para unos y otros grupos, sino que a raíz de este suceso comenzó a colonizarse lo que se conocería tiempo después como un continente de dimensiones impresionantes.

La colonización, que comenzó con el arribo de europeos a las tierras “desconocidas”, significó para los habitantes de las Antillas el exterminio al paso de unos pocos años y el inicio de un gran tráfico de esclavos, el cual también provocó problemas en el continente africano, como el ataque a sus poblaciones y el aprovechamiento de los conflictos entre los grupos para que vendieran, en inmensas cantidades, a sus cautivos de guerra ante la oferta de los traficantes.

En la zona continental, especialmente en lo que hoy son México y Perú, se desarrolló un proceso un tanto distinto: el mestizaje. A pesar de las epidemias, como la viruela, las guerras y la excesiva explotación principalmente de las minas, la población indígena pervivió a través de los siglos, pero no como una comunidad estática, sino completamente en movimiento e interacción con otros grupos con los que comenzaron a compartir su espacio: europeos y africanos, generalmente.

Esta relación, que dio lugar a una mezcla no sólo sanguínea sino cultural, convirtió a los territorios americanos en espacios multiculturales en los cuales convivieron y se desarrollaron, aunque no de manera uniforme, todos los grupos, creando así países mestizos. Muchos autores, como Francisco Pimentel y José Vasconcelos hablaron durante el siglo XIX y principios del XX de esta raza mestiza como el símbolo del progreso, no sólo nacional sino latinoamericano, teniendo en cuenta, preferencialmente, a los aspectos de la cultura occidental.

Después de la Revolución Mexicana de 1910, cambió la perspectiva de la población mexicana que, a pesar de seguir siendo considerada mestiza, rescató los aspectos indígenas considerándolos favorables como parte de la sociedad del siglo XX, siendo lo europeo demeritado. Estos cambios en la visión del ser mexicano son el reflejo de la conformación de un nacionalismo basado en una historia un tanto maniquea, de buenos y malos.

En la actualidad, la población aún tiene rasgos de estas visiones de la historia, resabios de los diferentes nacionalismos implementados. Esto se observa en las redes sociales con la publicación de diferentes imágenes de corte hispanista e indigenista, en las cuales se muestra un conflicto sobre la ascendencia de las personas, ya sea una postura pro europea o pro indígena. Es en este aspecto donde aún se nota claramente una visión de la conquista y, por ende, del llamado “descubrimiento” de América y donde, tal vez indirectamente, se emiten juicios sobre un suceso de hace más de cinco siglos, influyendo en la forma en que la mexicanidad se entiende.

¿Cómo deben de verse estos sucesos para que ya no afecten a la población actual mexicana? Para comenzar, como todo hecho histórico únicamente debe de entenderse y no juzgarse, no buscarse en él personajes buenos o malos: América es el resultado del encuentro de dos mundos completamente distintos, de culturas, y no del descubrimiento por un pequeño grupo de navegantes ni la invención de un selecto conjunto de pensadores. La sociedad tiene que comprenderse como el resultado de una mezcla de diferentes razas, aceptándolos para lograr aceptarse a sí misma y con ello poder mirar en perspectiva considerándose como una cultura multicultural.

[1] Estudiante de 5º semestre de la licenciatura en Historia, en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Participó en el coloquio “II Encuentro de estudiantes de Historia social y cultural”, 2014. Ha escrito algunos trabajos sobre indígenas durante el siglo XIX, así como sobre la Guerra México-Estados Unidos.

Anuncios

Populares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: