La izquierda y los derechos de las personas LGBT: una relación complicada

En las últimas décadas, los movimientos a favor de los derechos humanos de las personas LGBT han estado asociados con la izquierda, tanto en México como en América Latina y muchos otros países del mundo. Y no sólo con la izquierda partidista sino también con grupos sociales, académicos e incluso mediáticos que se identifican con esa tendencia política. Sin embargo esta relación ha sido más bien complicada y está llena de altibajos.

Ricardo Baruch D.

En las últimas décadas, los movimientos a favor de los derechos humanos de las personas LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales) han estado asociados con la izquierda, tanto en México como en América Latina y muchos otros países del mundo. Y no sólo con la izquierda partidista sino también con grupos sociales, académicos e incluso mediáticos que se identifican con esa tendencia política. Sin embargo esta relación ha sido más bien complicada y está llena de altibajos. 

América Latina y los derechos LGBT

A nivel mundial, los partidos y gobiernos de corte socialista, social-demócrata o liberal, son los que han promovido que se legisle acerca del matrimonio entre personas del mismo sexo y otros temas prioritarios de las agendas LGBT desde la década de los ochenta.

En América Latina la situación es similar: algunos gobiernos de izquierda han apoyado con fuerza los avances legales y sociales respecto de los derechos de las lesbianas, los gays, bisexuales, las personas transgénero y transexuales como es el caso de Argentina, Uruguay, Brasil y recientemente Cuba. Sin embargo, existen otros gobiernos de izquierda donde los progresos han sido muy pocos o incluso nulos como es el caso de Nicaragua, Ecuador, Venezuela, Bolivia y recientemente El Salvador y Perú.

Tanto a nivel interno como en los procesos internacionales, algunos de los gobiernos que se autodenominan como de izquierda, han bloqueado propuestas legislativas y programáticas que se han generado desde la sociedad civil o por parte de algunos legisladores y funcionarios progresistas.

Presidentes como Daniel Ortega, Evo Morales y Rafael Correa[1] han hecho comentarios abiertamente homofóbicos y han defendido a la “familia tradicional”. En el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los representantes de Venezuela y El Salvador se han opuesto a las resoluciones que buscan promover una mayor protección a los individuos LGBT. En Perú, recientemente la propuesta de las uniones legales para parejas del mismo sexo ni siquiera llegó al pleno para ser discutida.[2]

Por otro lado, el gobierno de Argentina se ha puesto a la vanguardia como uno de los defensores de los derechos LGBT en espacios internacionales como la asamblea de la Organización de Estados Americanos[3] y la ONU. Brasil apoya con financiamiento a organizaciones y ayuda a coordinar diversas Marchas del Orgullo. En Cuba la hija del presidente Raúl Castro encabeza reuniones internacionales sobre orientación sexual e identidad de género y el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), que pertenece al gobierno, promueve políticas de educación sexual en las escuelas con enfoque de diversidad[4].

Lo anterior nos muestra que las administraciones gubernamentales de izquierda no necesariamente son “progresistas” en el tema de la diversidad sexual y tampoco en otros de derechos sexuales y reproductivos, como es el caso de la despenalización del aborto o la mejora de la educación sexual en las escuelas. Cabe mencionar, en este contexto, que la derecha y los gobiernos de centro muy poco o nada han apoyado los derechos de las personas LGBT en la región, con excepción, quizás, de temas aislados en Colombia y Costa Rica.

Muchos de los partidos de izquierda pertenecen a la Internacional Socialista que incluye en sus principios el respeto a los derechos humanos de las personas sin importar su orientación sexual o identidad de género. Una gran mayoría de los movimientos sociales que lograron eventualmente llevar al gobierno a candidatos de esta tendencia política añadieron en sus orígenes a personas LGBT pero, ¿por qué la integración de la diversidad sexual no ha sido pareja en la izquierda latinoamericana?

Los partidos políticos gay-friendly

Hoy en día vemos cómo en México los partidos que se auto-identifican como de izquierda, que incluyen al Partido de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo (PT) y Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) han mostrado una mayor apertura a hablar sobre los derechos de las personas LGBT, pero a la hora de la acción, pocas propuestas se han vuelto realidad fuera de la Ciudad de México. Por ejemplo, los otros estados que han sido gobernados por el PRD no han planteado la posibilidad de legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo, con la excepción de Morelos donde el debate se detuvo después de algunos días de haber iniciado.

Algunos estados donde el PRD ha llegado a la gubernatura en alianza con el PAN, se han hecho acuerdos sobre no promover las uniones legales entre personas del mismo sexo. Lo mismo sucede con leyes relacionadas al reconocimiento legal, fuera del Distrito Federal, de las personas transexuales. Ninguna otra entidad ha discutido siquiera el tema. Aunque en la capital, los partidos de izquierda se declaren gay-friendly, en los estados la realidad puede ser muy diferente a pesar de que los estatutos de uno u otro partido sean claros al respecto.

MORENA es una de las agrupaciones políticas que ha atraído activistas LGBT a sus filas, sin embargo su líder, Andrés Manuel López Obrador nunca apoyó abiertamente el respeto a la diversidad sexual y cuando ha tenido que hablar del tema en su discurso, se limita a tocar asuntos relacionados con la igualdad sin hacer referencias específicas a las personas no-heterosexuales. Su oposición a las uniones entre personas del mismo sexo cuando fue Jefe de Gobierno le costó la enemistad de muchas organizaciones e individuos de la comunidad.

Mientras que el Partido de Acción Nacional (PAN) intenta disimular su homofobia institucional y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se divide en el tema, los gobernadores y los congresos en los estados parecen tener muy poco interés en generar leyes, programas o políticas relacionadas a las personas LGBT. ¿Acaso porque no se percibe a las personas no-heterosexuales como una clientela con su potencial “voto rosa”? ¿O es simplemente porque la agenda de derechos humanos sigue siendo un asunto muy secundario?

Y las personas LGBT en México, ¿son de izquierda?

De acuerdo a un sondeo realizado en el 2009 por la Agencia de Noticias sobre Diversidad Sexual (ANODIS) previo a las elecciones federales, se encontró que el partido por el que más personas LGBT iban a votar era el PAN con un 25% de las preferencias, seguido del PRI con un 23% y el PRD con el 20%.[5] Es probable que en los cinco años que han pasado desde que se elaboró esa encuesta las preferencias hayan variado, pero no mucho. Ni los partidos de izquierda se han acercado lo suficiente a la población LGBT ni ésta a la izquierda a excepción, nuevamente, de la Ciudad de México.

La izquierda social y apartidista es diferente: el apoyo a los derechos de las personas LGBT ha sido mucho más visible, particularmente desde otros movimientos sociales como las feministas, los ecologistas, e incluso los indigenistas y sindicales. Lo que sí es seguro es que a pesar de que aún existe una gran homofobia en la sociedad, la normalización de la diversidad sexual y el alcance de varios derechos fundamentales han provocado que la mayoría de personas no-heterosexuales en México no busquen estar conectadas con el activismo o la representación política.

Si los partidos y gobernantes de izquierda quieren acercarse a la población LGBT deben dejar de decir, en primer lugar, que hay otros temas prioritarios. Después, deben actuar en congruencia con sus principios y proteger los derechos humanos de todos los grupos discriminados en el país. Por último, necesitan pensar que existen muchos asuntos que atender más allá del matrimonio entre personas del mismo sexo: el bullying homofóbico en las escuelas, la homofobia en los espacios laborales, los derechos sociales para familias homoparentales, el acceso a servicios de calidad de salud, entre otros.

Aunque en México y otros países, el origen del movimiento de liberación homosexual se inició en el marco de movimientos y partidos de izquierda, poco a poco la ruptura entre éstos ha sido mayor. Sin embargo, aún es tiempo de recuperar la relación, por el bien del colectivo LGBT y por la congruencia de la o las izquierdas en el país.


Ricardo Baruch D. Miembro de la organización Youth Coalition for Sexual and Reproductive Rights y colabora en el área de diversidad sexual de Espolea A.C. Es licenciado en Ciencias Políticas por la BUAP y maestro en salud pública por el INSP. Twitter: @baruchdom


[1] “Correa rechaza ideología de género” en ACIPrensa, 2014: http://www.aciprensa.com/noticias/ecuador-correa-rechaza-ideologia-de-genero-y-afirma-que-defender-la-familia-es-cuestion-moral-37571/#.U7WRXPl5PIY

[2] “Homofobia mata la Ley de Unión Civil en Perú” en Corresponsales Clave, 2014: http://www.corresponsalesclave.org/2014/06/muere-la-ley-de-union-civil-en-peru.html

[3] Resolución de la Asamblea General de la OEA sobre discriminación por orientación sexual e identidad de género, 2014: http://www.oas.org/es/cidh/lgtbi/

[4] “No concibo el socialismo con discriminación: Mariela Castro” Sitio de ILGA, 2012: http://ilga.org/ilga/es/article/nvI9BNo1uk

[5] “El arranque del periodo electoral y el voto rosa” en Homozapping, 2012: http://homozapping.com.mx/2011/10/el-arranque-del-periodo-electoral-y-el-voto-rosa/

Anuncios

Populares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s