Pronunciamiento de las Juntas Defensivas Universitarias respecto a la elección del próximo Rector de la UNAM

No queremos la intervención del régimen derechista, antinacional y oligárquico que encabeza Enrique Peña Nieto en la vida universitaria, por medio de sus candidatos Francisco Bolívar Zapata o Sergio Alcocer; pero tampoco queremos que una casta de funcionarios y grupos de poder amparados en la autonomía, sigan enriqueciendo a costa de los recursos y el prestigio de la institución, bajo un discurso aparentemente progresista.

Políticas Media. El Bolche. / Ciudad Universitaria, UNAM, México

A unos días de que haya iniciado el proceso de sucesión del rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, los integrantes de las Juntas Defensivas Universitarias, organización estudiantil de reciente creación, hemos decidido marchar este día para demandar la apertura del proceso de elección a toda la comunidad universitaria.

Dada la profunda crisis que vive el país, el creciente autoritarismo y el avance del conjunto de reformas salvajes que el gobierno federal ha implementado contra los derechos y el nivel de vida del pueblo trabajador, consideramos que lo que se encuentra en disputa, más que la simple sucesión del máximo puesto de gobierno de la UNAM, es el carácter público de la Universidad. Por este motivo repudiamos que en la Máxima Casa de Estudios prevalezca una estructura de gobierno de corte medieval, rechazamos que sea un órgano arcaico y antidemocrático, compuesto por 15 individuos, elegidos de manera arbitraria y que no rinden cuentas a nadie, quien decida el rumbo de nuestra Universidad a espaldas de toda la comunidad.

Hasta ahora uno de los argumentos favoritos de la burocracia para rechazar la democratización de la Universidad ha sido la acusación hipócrita de que los estudiantes pretendemos convertirla institución “populista”. Según esta idea, elegir democráticamente al rector, a los diferentes directores y representantes de los principales puestos de administración, terminaría sumiendo a la UNAM en un caos donde abundaría el enfrentamiento y la violencia; donde los criterios para elegir a los funcionarios serían políticos antes que académicos; y donde los partidos y grupos empresariales intervendrían descaradamente en asuntos universitarios. Al menos bajo esta premisa las autoridades han estado alardeando en días previos, la inviabilidad de democratizar a la institución.

Las autoridades y los grupos de poder que se han enriquecido a costa del presupuesto de la Universidad afirman no querer que la institución se politice, pero lo que en realidad quieren decir es que no desean que miles de estudiantes, profesores y trabajadores que la conformamos, interfiramos con sus intereses políticos, con su manera de hacer negocios personales en nombre de la academia, ni que cuestionemos el modo en que conducen los asuntos de la institución.

Otro de los argumentos preferidos de la burocracia es que “la Junta de Gobierno brinda estabilidad a la institución”. Lo que nunca nos han podido explicar estos señores es por qué toda la historia de la Universidad demuestra precisamente lo contrario. Todos los conflictos más sobresalientes desde que se expidió la actual Ley Orgánica (desde 1945) han sido producidos por el autoritarismo y la forma antidemocrática con que una pequeña cúpula de funcionarios toma decisiones.

Los conflictos derivados por el intento de los distintos rectorados de imponer cuotas; las luchas contra las reformas verticales a los planes y programas de estudio; las movilizaciones para erradicar el porrismo; los conflictos laborales y académicos; todos estos conflictos sin excepción, han surgido o han sido agravados por la estructura medieval monárquica de gobierno que prevalece en la UNAM.

La élite universitaria encabezada por el grupo de ex rectores Guillermo Soberón, José Sarukhán, Francisco Barnés, y Juan Ramón De la Fuente han salido durante los recientes días a decir que la Junta de Gobierno garantiza estabilidad a la institución y evita que se hunda en un caos cada que se elige a un nuevo rector o director, pero bajo el actual modelo autoritario de gobierno ¡eso es precisamente lo que NO sucede! Cada que se aproxima la elección de un rector, los distintos grupos políticos y empresarios intervienen abiertamente en la vida universitaria y generan inestabilidad movilizando a grupos porriles para favorecer a candidatos específicos. La reciente reactivación de los porros del grupo “3 de Marzo” en CCH Vallejo, históricamente sostenidos por funcionarios perredistas de la delegación Gustavo A. Madero, es el ejemplo perfecto de que los partidos políticos y el ejecutivo federal son los primeros en intervenir en la elección de directores y del mismo rector, por lo que la Junta de Gobierno en absoluto es una garantía de estabilidad.

La Junta de Gobierno en ningún modo es imparcial ni se rige por criterios académicos. Es por todos conocido que la selección de sus integrantes es enteramente discrecional y favorece a ciertas cúpulas de académicos vinculados al poder y a la burocracia. Los principales partidos políticos tienen representación en la Junta de Gobierno a través de la red de nexos que los principales grupos de poder de la Universidad han creado con el aparato estatal; a su vez los grupos empresariales tienen injerencia directa por medio de los vastos negocios y jugosos contratos que han entretejido con los institutos de investigación.

Esto último, nos brinda una idea clara del sentido que la burocracia y las élites le dan a la autonomía. Para ellos la autonomía significa el margen de independencia que tienen del Estado para poder conservar sus privilegios y realizar jugosos negocios en nombre de la Universidad. Pero la autonomía que defendemos quienes luchamos por la democratización de la Universidad dista sustancialmente de ser la misma que defienden los burócratas. Con autonomía nos referimos, por supuesto, a la capacidad que tiene la Universidad de gobernarse a sí misma, pero ante todo la defensa de su carácter nacional público y gratuito frente a las políticas de un régimen que quiere acabar con todos los derechos del pueblo e incrementar los mecanismos que intensifiquen su explotación.

No queremos la intervención del régimen derechista, antinacional y oligárquico que encabeza Enrique Peña Nieto en la vida universitaria, por medio de sus candidatos Francisco Bolívar Zapata o Sergio Alcocer; pero tampoco queremos que una casta de funcionarios y grupos de poder amparados en la autonomía, sigan enriqueciendo a costa de los recursos y el prestigio de la institución, bajo un discurso aparentemente progresista. Nos referimos a Rosaura Ruiz, directora de la Facultad de Ciencias y hoy candidata de algunos sectores de la burocracia, que promueven la idea engañosa de que lo mejor para los universitarios es conformarnos con aquellos perfiles representan un mal menor para la Universidad.

A este respecto queremos expresar nuestro rechazo a que el movimiento estudiantil se ponga a la zaga de una burocracia que en el pasado ha demostrado su completa incapacidad y cobardía para defender los intereses de la Universidad. La historia ha demostrado que es el movimiento estudiantil el agente de cambio que en cada punto de inflexión ha sabido defender su carácter público y gratuito, por lo que consideramos que independientemente de qué personaje pretendan imponernos es ésta posición la que debe salir avante.

Los estudiantes sabemos que la Universidad Nacional es una conquista de los jóvenes y de todo el pueblo trabajador. Sabemos lo relevante que es para la vida nacional, para el desarrollo de la ciencia mexicana y la difusión de la cultura. Sin embargo, los estudiantes también somos conscientes de que para que pueda ponerse nuevamente a la altura de las necesidades sociales es necesario que se democratice, extirpando de su interior la estructura de gobierno autoritario encabezado por esa precaria Junta de Gobierno que tenemos actualmente.

¡Que se abra el proceso de elección del rector a toda la comunidad universitaria!

¡Por la democratización de la UNAM!

¡Abajo la Junta de Gobierno!

Juntas Defensivas Universitarias.

Página web:  Juntas Defensivas Universitarias

Facebook: Juntas Defensivas Universitarias

Anuncios

Populares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: