Bello Azar

El azar a veces es más poderoso que el esfuerzo o la inteligencia, la suerte cambia cual dado la vida puesta en pároli.

Fernando Guerrero Fernando "Fedo" Guerrero

Por Fedo

A Jorge Luis la Corr y a su cabello y sentir rojizo; a sus palabras vida.

A Francisco Martínez y a sus poemas de café; a su amistad roqueda inamovible.

A Christian Téllez, confidente diario aunque a distancia; a su curiosidad y sencillez imbatible.  

Y al bello azar, por ponerlos en mi camino.

La Suerte me rige, creo yo. Hay quien desea éxito en vez de azar, diciendo que la suerte es para los tontos. Cuando en 1972 la azafata Vesna Vulović fue la única sobreviviente de un accidente aéreo, sobreviviendo a una caída de más de diez mil metros de altura1 ¿qué la salvó? ¿el éxito o la suerte? Ajena a la belleza de la aeromoza celícola, una vaca voladora fue la homicida del brasileño Joao María de Souza: la vaca pastaba sobre una pendiente, la pendiente no resistió y la vaca cayó sobre un tejado, el tejado tampoco resistió y el animal se precipitó con toda su majestad mamífera en Joao. Joao apenas si duró un día con vida posterior al atentado vacuno –eso sí culposo, y no doloso del pobre animal sobreviviente2. Graciosa vida esta, que salva azafatas sensuales de choques aéreos y mata a hombres pobres con lactantes cuadrúpedas.

No sólo la sobrevivencia está regida por este bello azar, y no siempre inteligencia es sinónimo de éxito, a veces la suerte prima más fuerte que cualquier esfuerzo: Évariste Galois fue uno de los matemáticos más prominentes, un niño genio incomprendido que pasó toda su vida intentando demostrar la existencia del Destino mediante complejas fórmulas matemáticas; por un giro y otro giro, su teoría quedaba en el olvido, descartada o ignorada. Cada vez que intentaba mostrársela a un maestro que pudiera analizarla, Galois sufría los reveses de ese Destino que se esmeraba por probar, darle mesura: unas veces su trabajo fue mañosamente sustituido, otras veces fue la Muerte con su Daga quien mataba a los posibles aprobadores de su mérito.  Galois muere en duelo a los 20 años, de forma valiente pero vana, sepulto e ignoto de su propia genialidad3. Muchos años después –también por azar- otro eminente matemático –y este sí famoso- descubre las investigaciones de Galois; este científico de apellido Kammerer le hace breves correcciones y escribe lo que muchos consideran su Opus Magna: La Ley de la Serialidad4; usando como base la Teoría de Grupos de Galois, Kammerer enuncia cien casos exorbitantes, desmesurados, irreales que prueban de forma matemática el Destino y sus curiosos embistes. Al parecer a este Destino no le gusta ser descubierto y Kammerer muere de forma deshonrosa igual que su joven predecesor.

Al Azar también le gusta desgajarse desde las nubes, repartiendo su primer acierto en partes, como asegurándose que su blanco no fue errado. Voltios cayendo desde el cielo estrellándose sobre la piel: la piel es del pobre Mayor Summerford; en la batalla de Flanders. Por ahí de 1918 un rayo se impactó sobre este personaje de elevado rango militar incapacitándolo, pero el Mayor se repuso a los dos años y volvió a andar… sólo para que otro rayo le volviera a dar de lleno, esta vez inmovilizándolo para siempre. Aún después de muerto un tercer rayo reventó su tumba recordándole con saña que en esta vida los giros azarosos son los únicos que rigen nuestros caminos5.

Mi escritor favorito Roald Dahl encontró su lugar en las letras por un mero accidente: sí, -otro accidente aéreo en esta lista- que le fracturó el cráneo. La infancia de Roald Dahl estuvo marcada por la severidad de la educación británica, por ello en sus novelas siempre aparecen adultos toscos, severos, carentes de empatía, reflejo de la violencia e incomprensión que él vivió en esos años. La villana Tronchatoro de su novela Matilda es un claro ejemplo; como antípoda a Tronchatoro los niños de sus novelas siempre encuentran un adulto cómplice, juguetón, lleno de bondad –como la señorita Miel- que funge como guardián y contrapeso a la maldad adulta en el resto de las páginas. La señorita Miel sí existió y fue maestra de Literatura de este escritor; pero antes de que Roald  Dahl reviviera a la señorita Miel de sus memorias, tuvo que dejar el colegio, trabajar en una planta petrolera, viajar a la India, enlistarse en el ejército y accidentarse en su primer día de vuelo; y así al borde de la vida conocer a un escritor que le pide narre su relato de supervivencia en una crónica. Roald Dahl hace su mejor esfuerzo y ¡ya está! el escritor queda encantado y le pide que siga escribiendo relatos para una revista de ficción; revista que conforme pasan los meses aumenta la cantidad de libras pagadas a la imaginación plasmada en tinta de este superviviente de la suerte6.

Por eso y por tantos, desde Van Gogh a Frida Kahlo, genios desdichados marcados por crueles azares, o aquellos invictos por suertes benevolentes como Alejandro Dumas o Mark Twain7, me entrego al éxito que marcan las coincidencias, y desecho la incertidumbre de querer siempre navegar con brújula. ¡Ni modo! las brújulas se atrofian, los mapas se pierden, los timones se incendian y las naves se hunden. Qué mejor que tu nave choque contra un muelle, y que en ese muelle esté el más hermoso de tus destinos.

…Que ese muelle me espere en el próximo puerto, que me espere porque ya casi me ahogo al esperarlo.

Conoce más de Mirilla

Notas:

  1. De la aeromoza caída y demás supervivientes aéreos puedes leer la siguiente nota escrita por Antonio Martínez Ron: http://noticias.lainformacion.com/ciencia-y-tecnologia/investigacion/unico-superviviente-de-accidente-aereo-diez-casos-increibles_8KQfXg4L2pvPBCglFwux61/
  1. Para la nota completa de la vaca desbarrancada, aquí la referencia escrita por el autor seudomizado como “ogz”: http://www.excelsior.com.mx/global/2013/07/14/908861
  1. Hay pocas referencias de la vida de Galois en español, curiosamente una de ellas es una película españo-mexicana titulada “3:19, Nada es Casualidad”, la siguiente reseña de la película –muy bien escrita por José María Sorando Muzás- nos devela algunos detalles de la vida de este matemático, e incluye un link para verte la película: http://catedu.es/matematicas_mundo/CINE/cine_319.htm
  1. He buscado como loco este libro íntegro, sin embargo sólo he encontrado referencias a él por otros libros; uno de ellos es del autor F. David Peat y está disponible online: https://books.google.com.mx/books?hl=es&lr=&id=xLVGQnJIyXEC&oi=fnd&pg=PA7&dq=sincronicidad&ots=lMOgRZZzPM&sig=NsvXwnHIoV_Mzz3VweNZRHtG5tI#v=onepage&q=sincronicidad&f=false
  1. El caso del Mayor Summerford lo leí por primera vez en una edición de “Conozca Más”; me he empeñado en encontrar ese número pero está extraviado en el tiempo. El siguiente artículo que dejo como referencia dista mucho de parecerse a la edición cuidada de “Conozca Más” pero creo le hace justicia; la escribió una tal “Giuigi” como lista de coincidencias extrañas: http://listas.20minutos.es/lista/las-coincidencias-mas-asombrosas-88727/
  1. De propia voz, Roald Dahl nos cuenta cómo conoció a la Señorita Miel y su trayecto azaroso a la fama en sus libros “Historias Extraordinarias” y “Relatos de Infancia”, ambos editados por Anagrama.
  1. Mark Twain nació y murió regido por el Cometa Halley, quisiera que alguien superara eso.

* * *

Texto editado por Nancy Hernández Martínez.

La responsabilidad del contenido de los textos publicados por la Revista Ala Izquierda corresponde a sus respectivos autores. Cualquier cuestión relativa a los mismos puede ser informada a través de nuestros canales de comunicación. El Consejo Editorial se reserva el derecho de retirar en cualquier momento los textos que violenten los derechos de terceros. Editor responsable: José Luis García.

 

Anuncios

Populares

1 Comentario en Bello Azar

  1. muy buena descripción del azar y el destino
    me gustó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: