2015: el recuento de los daños

Si bien en este año se ha presentado una reducción en algunos índices de violencia, México sigue siendo un país en el que ser joven es un riesgo, trabajar como periodista es una de las profesiones más riesgosas y donde la clase política no queda exenta de actos violentos.

Ángela Guerrero Ángela Guerrero

Por Ángela Guerrero

Poco tiempo falta para que este año termine y, por ello, bien vale hacer una reflexión sobre la situación de violencia e inseguridad que actualmente se vive en el país con el propósito de no olvidar que este tema continua siendo el gran pendiente de este sexenio, pero también para tener en cuenta que la violencia en todas sus caras está presente en nuestro día a día y que la estrategia implementada por el gobierno nuevamente queda a debernos.

Si bien en este año se ha presentado una reducción en algunos índices de violencia, como son la tasa de homicidios, extorsión y delitos con violencia[1], México sigue siendo un país en el que ser joven es un riesgo, trabajar como periodista es una de las profesiones más riesgosas y donde la clase política no queda exenta de actos violentos. Tal es así que diversos estudios publicados este año dan cuenta de la grave situación a la que el país se enfrenta. Veamos.

En el primer caso, un estudio realizado por FLACSO-Brasil en este año reveló que México ocupa el primer lugar entre 85 países evaluados en homicidios de jóvenes entre 15 y 19 años de edad, con una tasa de 95.6 por cada 100,000 habitantes. Si tomamos en consideración que el país cuenta con más de 38 millones de habitantes entre 12 y 29 años de edad, tales cifras indicarían que más del 30% de la población total se encuentra en riesgo.[2]

Lamentablemente, sobre las y los periodistas destaca que, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en los últimos cinco años han sido asesinados 150 periodistas en América Latina y, de éstos, uno de cada tres sucedió en México. Tal situación volvió a hacerse visible con el asesinato de Rubén Espinoza que, hasta la fecha, sigue sin resolverse.

Aunado a ello, las pasadas jornadas electorales, que desde la transición democrática solían ser mayoritariamente pacíficas, no quedaron exentas de violencia. En efecto, dos medios de comunicación dieron cuenta de que, durante las campañas electorales de junio de este año, la clase política sufrió amenazas, extorsiones y diversos actos violentos.

Por un lado, el periódico El Universal registró 28 casos de candidatos, precandidatos y/o operadores que fueron víctimas de balaceras, amenazas y extorsiones; de éstos, tres resultaron muertos y uno desaparecido.[3] Mientras que el periódico Excelsior difundió que, de las 31 entidades, al menos en 11 algún candidato fue amenazado y 21 personas fallecieron en situaciones de violencia relacionadas con un partido u organización política.[4]

Estos datos nuevamente revelan que, aunque el gobierno actual se jacte de lograr disminuir los índices de violencia en el país, ésta sigue siendo un componente permanente en la vida de las y los mexicanos. El discurso de que la violencia está focalizada en algunas zonas del país, o en algunos sectores de la población mexicana, se cae por sí solo cuando observamos que tales actos violentos cruzan el territorio, la clase política o la edad y nadie queda fuera de esta dinámica.

Así, mientras el gobierno se empeñe en crear estrategias unidimensionales para combatir la inseguridad, busque defender sus programas sin observar el fenómeno de la violencia desde distintos enfoques y pretenda creer que dos o tres puntos porcentuales de reducción de violencia implican que tal disminución será sostenida, este recuento seguirá siendo el mismo a través de los años.

Conoce más de La partitura del gran garrote

[1] Institute for economics and Peace, “Índice de Paz México 2015”, Institute for economics and Peace, México, 2015. Disponible en: http://economicsandpeace.org/wp-content/uploads/2015/06/Mexico-Peace-Index-2015-Spanish-Report.pdf

[2] Waiselfisz, Julio Jacobo, “Mapa da Violência 2015”, Flacso-Brasil, Brasil, 2015. Disponible en:

http://www.mapadaviolencia.org.br/pdf2015/mapaViolencia2015_adolescentes.pdf

[3] Esther Sánchez, “Arrecian agresiones contra candidatos”, Periódico El Universal, México, 18 de abril. Consultado en: http://www.eluniversal.com.mx/estados/2015/arrecian-agresiones-contra-candidatos-1093358.html

[4] David Vicenteño, “Proceso electoral deja 21 políticos asesinados”, México, 4 de junio de 2015. Disponible en: http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/06/04/1027625

 

Texto editado por Carlos G. Torrealba.

La responsabilidad del contenido de los textos publicados por la Revista Ala Izquierda corresponde a sus respectivos autores. Cualquier cuestión relativa a los mismos puede ser informada a través de nuestros canales de comunicación. El Consejo Editorial se reserva el derecho de retirar en cualquier momento los textos que violenten los derechos de terceros. Editor responsable: José Luis García

Anuncios

Populares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: