El #ClubDeTobi de la #ReformaCDMX

Me es muy difícil imaginar cómo mantendremos derechos ya ganados en la ciudad, como la interrupción legal del embarazo, el matrimonio igualitario o el principio de paridad. ¿Cómo, si ni siquiera se nos permite sentarnos en la mesa donde se toman las decisiones?

Por Tania Hernández (@tan_hg)

“¡Por fin se firmó la Reforma Política de la Ciudad de México! ¡Es un gran logro para las libertades y los derechos de quienes viven en esta Ciudad!” Segura estoy que cuando  lea este texto ya habrá visto pasar infinidad de mensajes similares en su timeline de Twitter o en las noticias de Facebook. Quizá hoy a primera hora se haya encontrado en los periódicos encabezados que dijeran que “la Ciudad avanza en su autonomía”, que “hoy las y los capitalinos ganamos”, o alguna de esas cosas tan triunfalistas y oficialistas que luego les encantan a los medios de comunicación. Muy probablemente también para este momento ya habrá visto la fotografía en la cual Enrique Peña Nieto, rodeado de quince personas más, sostiene muy sonriente y orgulloso el documento con la promulgación de la Reforma Política de la Ciudad.

Detengámonos un momento a observar esa imagen:

JCH_0177.jpg

Fuente: Presidencia de la República

¿Encuentra usted algo raro en esa fotografía? Tenga, aquí va una versión ampliada:

AR1_1174_ALFONSO-REYES

Fuente: Presidencia de la República

¿Todavía no? Bueno, aquí una pista: todas esas personas son HOMBRES (Un bonito Club de Tobi, pues).

¿Y esto qué importancia tiene? Mucha, si nos pregunta a nosotras. Importa porque la señal que se nos da es que son ellos los únicos capaces de llevar a cabo el proceso constituyente, el cual definirá el arreglo institucional bajo el cual a partir de 2017 viviremos poco más de 9 millones de personas, de las cuales aproximadamente el 50% somos mujeres. Aunque ser mujer no es condición suficiente para ser feminista o contar con perspectiva de género, el no estar representadas dentro del constituyente es una garantía de que nuestras voces no serán escuchadas y tomadas en cuenta.

Me es muy difícil imaginar cómo mantendremos derechos ya ganados en la ciudad, como la interrupción legal del embarazo, el matrimonio igualitario o el principio de paridad. ¿Cómo, si ni siquiera se nos permite sentarnos en la mesa donde se toman las decisiones? Si esta Reforma Política busca ser verdaderamente incluyente un paso fundamental es que se respete el principio de paridad en la conformación del constituyente; es lo menos que podemos hacer para garantizar que, efectivamente, esos mensajes que pregonan un avance en derechos y libertades algo tengan de cierto para todas y todos. #SinNosotrasNo

Anuncios

Populares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: