Arne: el autoritario que perdió el control

En la delegación Miguel Hidalgo han implementado un operativo llamado #vecinogandalla en el que Arne aus den Ruthen –punto por escribirlo bien– se ha convertido en el justiciero digital que, armado con un celular y Periscope, caza a esas malvadas personas que tiran basura en las calles o estacionan sus coches en lugares prohibidos.

Por Manuel Ramírez (@Gellert_G)

El creciente descontento con nuestras autoridades ha provocado que el apego a la ley sea una demanda que ha cobrado fuerza. En ese contexto, la transparencia y rendición de cuentas han sido identificadas como herramientas fundamentales para aumentar el control de la ciudadanía hacia las acciones del gobierno. Con base en ello, en la delegación Miguel Hidalgo han implementado un operativo llamado #vecinogandalla en el que Arne aus den Ruthen –punto por escribirlo bien– se ha convertido en el justiciero digital que, armado con un celular y Periscope, caza a esas malvadas personas que tiran basura en las calles o estacionan sus coches en lugares prohibidos.

Sin embargo, en los últimos días han aumentado las voces que critican la política de Arne, entre cuyos detractores se encuentra la Comisión de Derechos Humanos del otrora Distrito Federal. El que la Comisión se involucrara se debe a que existen tres quejas presentadas en contra de la delegación pues las personas afectadas argumentan que se vulneraron sus derechos a la honra, la seguridad jurídica y la protección de su imagen. Además, la ombudswoman, siguiendo con nuestro tono heroico, tuvo a bien precisar que el uso de ese tipo de tecnologías no está regulado en la ley ni existen protocolos para guiar su uso.

En su respuesta Arne y Xóchitl Gálvez –a quien nos tuvieron que poner en video para recordarnos que Ella es la titular de la delegación y demostrar que sigue ahí– criticaron que la Comisión no les dio derecho de audiencia previa al emitir el boletín, y que prohibirles el uso de Periscope sería censurarlos. Pobrecitos. Ya en entrevista, Arne ahondó en que él cree –al fin que aquí discutimos creencias y no lo que les ordena la ley– que más que exigir derechos se deben cumplir obligaciones; y que, por sus apellidos de origen suizo y alemán, está acostumbrado al orden. Ánimas.

El escarnio público que las herramientas tecnológicas nos han permitido hacer a personajes autoritarios a quienes hemos etiquetado como Lady o Gentleman ha provocado que cada vez sean más las historias de abusos y malas conductas que llegan a nuestras redes. Como forma de reproche social hemos visto varios efectos positivos, pero lo que funciona para la ciudadanía no significa que deba ser adoptado como política pública por las autoridades. Esa distinción entre lo que al Estado le compete y lo que la ciudadanía es libre de hacer es lo que en la delegación Miguel Hidalgo no logran entender.

Las autoridades como Arne y Xóchitl –avísenles que lo son– sólo pueden hacer lo que la ley les permite. Como autoridades no tienen derechos, sino que están obligadas a proteger los de las demás personas. Entre esos derechos que están obligados a proteger se encuentra la dignidad de las personas, así lo establece la Constitución –que díganle a Arne y a Xóchitl es la primera norma que deben hacer cumplir– y que es congruente con lo dispuesto en las constituciones de otros países; como la de Suiza, que establece como primera disposición en el capítulo sobre derechos las palabras: “Hay que respetar y proteger la dignidad de los seres humanos”.

Proteger dicha dignidad significa, entre otras cosas, respetar la imagen pública y el honor de las personas. Un ejemplo de una violación a este derecho podría ser que una autoridad suba a un servidor que no está controlado por él, sino por una empresa privada (Twitter), la imagen de una persona captada durante un proceso sancionatorio y la difunda en redes sociales con la intención de que haya un linchamiento público sin que esté facultada para ello. Escudándose, además, en un falso argumento de máxima publicidad pues la ilusión de transparencia que presentan no tiene sentido, ya que sólo transmiten aquello que quieren que veamos, dado que ellos deciden cuándo prender o no las cámaras.

¿Pero de qué sirve que respeten los derechos de las terribles señoras que tiran basura en la calle? ¿Por qué no dejan trabajar a ese justiciero con cámara que por lo menos ha asegurado que haya una bolsa de basura menos en la calle? Porque, suponiendo sin conceder que la dignidad de una persona vale menos que una bolsa de basura, la humillación pública no es una buena política de Estado.

Cuando una autoridad presenta a un infractor ante la sociedad con la finalidad de humillarlo, lo que hace es ceder la facultad al público de determinar la responsabilidad de una persona con base en cualquier criterio moral y de castigarla como quiera. Lejos de que la autoridad se haga fuerte, lo que pierde es el control sobre lo que pueda ocurrirle a la persona expuesta. Así, crea policías privados que, motivados por la indignación, determinarán la gravedad de una falta y ejecutarán una sanción que es impredecible, pero que entre más enardecidos se encuentren –como por las constantes declaraciones de un funcionario moralista fanático del orden que es incapaz de actuar por las vías institucionales– puede ser más peligrosa.

Jugar con la opinión de la gente y fomentar su enojo no es aleatorio. Este tipo de autoridades busca construirse una legitimidad con base en la indignación y el reconocimiento público, y así emprender acciones más bien viscerales y que no pasan por los controles de la razón pues “todos no pueden estar equivocados”. De esta forma, el grabar a una persona tirando basura en la calle puede presumirse como una gran acción de aplicación de la ley y de atención al problema de basura, evitando preguntas como: ¿por qué no hay contendores públicos? ¿por qué los camiones siempre pasan en horarios en los que la gente está trabajando? Vaya, cuestionamientos sobre las políticas públicas que de hecho están entre las obligaciones de las autoridades.

La prohibición de hacernos justicia por propia mano no es casual. Ceder el monopolio de la violencia al Estado está condicionado a que las autoridades actúen con base en la razón y respecto de lo que la ley les faculta. El ejercicio efectivo de esas facultades significa cumplir con la obligación de proteger los derechos de las personas y no de presentar a una persona como lo peor que le ocurrió a la sociedad, para después desentenderse de lo que pueda pasarle frente a un público que se encargaron de alebrestar y que no pueden controlar.

Anuncios

Populares

12 Comentarios en Arne: el autoritario que perdió el control

  1. Este tipo de actividades, desde mi punto de vista tienen éxito debido a que denotan la falta de facilidades en la denuncia de actividades irregulares (por no decir ilícitas), ante las autoridades de vigilar por el bien común, si se aplicara esta tecnología para facilitar los procesos de denuncia como marcan las normas podría ser que la participación ciudadana fuera más efectiva sin caer en “hacerce justicia por propia mano” o en la tentación de hacer mal uso de la herramienta.

  2. ESTOS HECHOS PODRIAN SER BURLA DE OTRAS PERSONAS, COMO A LA SRA. DE LA BOLSA DE BASURA CON SUS VECINOS Y ESTO ES UN EJEMPLO, COMO ESTA LA SITUACION EN LA ACTUALIDAD ES PROBOCAR AL CIUDADANO A LA AGRECION Y EL AGREDIDO RESPONDER Y ESTO GRACIAS A LA PREPOTENTE Y AL ALEMAN QUE SU OBLIGACION ES CUIDAR LA INTEGRIDAD DE LAS PERSONAS

  3. bla bla bla Arne Malo bla bla bla Autoridad bla bla bla derechos bla bla bla humillación… “respetar la imagen pública y el honor de las personas” ¿Y eso, con qué se come?

    En mi NO muy humilde opinión, Lo que hace BATMAN… digo Arne, es transparentar su trabajo ya que según lo que mis hermosos ojos verdes amarillentosos observan es que simplemente es transparente con el trabajo que está realizando

  4. La página se llama “a la izquierda” pero el artículo no puede estar más a la derecha… Súmente conservador. No estoy de acuerdo

  5. José Manuel Quintero Gomez // febrero 27, 2016 en 14:10 // Responder

    Buen análisis, sin embargo el marco institucional que nos “protege” y obliga a las autoridades a decidir conforme a la ley, está más determinado a la cotidianidad de las normas informales que aquellas que están escritas. Tomar decisiones de gobierno suponiendo siempre que la constitución va por delante, reducirá a su punto mínimo de eficacia y eficiencia a las autoridades. En mi muy particular punto de vista, pienso que ya es un buen momento que comencemos como sociedad, a pensar qué hemos dejado de hacer, en lugar de orientar de nueva vez la vista -y la crítica- a la acción gubernamental. Reconozco que no son los modos adecuados (“The Periscopeman”) pero al menos trajo a la agenda, situaciones donde los mexicanos ya nos habíamos acostumbrado a vivir. Criticar a Arne sin antes escribir sobre lo deteriorado que está nuestro tejido social (sin culpar a los de arriba) es mero asunto de moda.

  6. Que sucede cuando protegiendo el derecho a la dignidad de una persona en función publica se pasa por encima del derecho al libre transito por las calles y aceras de la ciudad?
    El hecho de hacer las grabaciones funge como evidencia hacia la seguridad del solicitante en este caso Arne.
    Al igual que lo hacen en países como Alemania y EUA donde se crea evidencia audiovisual de lo sucedido.

  7. Isabel Noltenius // marzo 1, 2016 en 01:37 // Responder

    Esto es como todo soy discapacitado puedo faltar a la ley, soy viejo puedo faltar a la ley soy mujer maltratada😡de verdad no podemos seguir siendo el país donde los peores asaltantes y asesinos no tienen mas de 13 años donde se permite que a los que derechos humanos victimiza como minorías sean absolutos sra no puede apartar lugar nunca!!!! No importa cual crea usted la razón más justa quiere un lugar solicítelo. Y si una persona se expone y agrede con burlas o desacato YA NO ES UNA VÍCTIMA es un infractor que al igual que una persona sin discapacidad debe afrontar las consecuencias de sus actos 😡 ya basta de exigir mejores gobernantes si no podemos ser unos honestos y responsables ciudadanos

  8. A ver, como que ya me perdí: el problema es que los filmen y exhiban cometiéndo faltas a las leyes, o que los ciudadanos no respeten las normas???? El que nada debe nada teme, si no quieren ser exhibidos que respeten las normas y punto. Yo apoyo la iniciativa, no es irónico que los que no repetan las normas, exijan que se respenten las normas que limitan a Arné y Xochitl a filmarlos???? Creo que es incongruente exigir lo que no se da….

  9. Esta nota es tendenciosa e incompleta porque el camión de la basura pasa hasta los domingos. Y si estan defendiendo a la “pobre” señora que se mostro prepotente y valemadres en el video, negándose a recoger su basura, cómo van a defender al funcionario de la Presidencia que estacionaba sus camionetas en los pasos de los incapacitados mientras hace ejercicio, y que también fue exhibido por Arné. Que visión tan parcial de quién escribió la nota.

  10. 10 comentarios en contra de este artículo, eso nos dice que el fundamento no es válido y denota superficialidad en la investigación; asimismo, decir “Como autoridades no tienen derechos, sino que están obligadas a proteger los de las demás personas”, refleja un carente sentido del derecho.

  11. Al principio me parecía excelente labor, pero últimamente me he dado cuenta del transfondo de todo éste show y digo show por que en eso lo a convertido , en un show en donde el y las personas que también van a sacar tajada en un futuro no muy lejano son los únicos que van a salir veneficiados de todo ésto, definitivamente no se puede combatir la gandallés con mas gandallés…. la persona que realmente quiera un cambio no lo va a hacer de esa forma, eso solo es propaganda para el.

  12. Al principio me parecía excelente labor, pero últimamente me he dado cuenta del transfondo de todo éste show y digo show por que en eso lo a convertido , en un show en donde el y las personas que también van a sacar tajada en un futuro no muy lejano son los únicos que van a salir veneficiados de todo ésto, definitivamente no se puede combatir la gandallés con mas gandallés…. la persona que realmente quiera un cambio no lo va a hacer de esa forma, eso solo es propaganda para el. Saludos a todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: